Maruja de Pro

Esto ... no sé...pero me mola lo de ser MARUJA DE PRO. El Pro...a gusto del consumidor,o sea, que añadas al Pro lo que mas te sugiera

sábado, 15 de enero de 2011

Cuentame una novela

Ayer, cuando iba a publicar el post del día, me llamo una amiga para salir a tomar una copa...era tarde, las once y media de la noche...al final, fuimos a cenar!!!
Bueno, yo cene poco, mas que nada, porque acababa de llegar de cenar con "la terrible sufridora".
Pues bien, ayer iba a poner un post sobre algo que me resulto terriblemente encantador y es, como, te pueden contar una historia durante toda una tarde que has tardado media hora en leer. Sí, tal como suena.
"La terrible sufridora" ayer, mientras desayunaba se leyó una novela del tirón en media hora, he de decir que me consta que es supercapaz de eso y más. La gracia estuvo en que comenzó a contarme la novela a las seis y media de la tarde y acabó a la diez y media de la noche. Y os preguntareis...y eso? pues por el enriquecimiento de contar un libro, porque cuando lo cuentas aportas tu punto de vista y se establece un dialogo entre narrador y su público que hace que sea más interesantes los apuntes "personales" que la narración de los hechos pura y dura.
Me gusta la experiencia. Divertida y sin complicaciones.
Así es que...el fin de semana que viene, ¿quien me invita a contarme una novela de cabo a rabo?. Prometo hacer miles de interrupciones!!!!

2 comentarios:

A las 16 de enero de 2011, 12:26 , Blogger Zuviëh ha dicho...

Mierda, me pillas en la otra punta de españa. xD :D

 
A las 27 de enero de 2011, 17:44 , Anonymous La terrible sufridora ha dicho...

jajajajajajaja

lo que me he podido reir!!!

y mira por donde, es la primera vez (bueno, para ser sincera, no la primera, pero si de las primeras) que recibo tales halago por mi forma de contar algo. Pero, es que es verdad, si no cuentas los detalles, no te recreas en la historia, en los personajes, en los paisajes, en las escenas... ¿para que vas a contar nada? ni que estuviera contando una noticia, joder, que estaba contando una novela.

Ahora que lo pienso, lo curioso del tema es que en la novela no había casi ni descripción de los personajes, ni de los paisajes, ni de las escenas, ni paisajes, ni había diálogos, en realidad es lo menos que se despacha en una novela, pero había historia, se dejaba traslucir, y ahí viene lo bueno, dejaba total libertad al lector para imaginarse todo, los personajes, los pensamientos, los paisajes...

En fin, que no sigo, o me veo contando la historia otra vez...

Por cierto, esta tarde tengo otra historia que contarte...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal